sábado, 4 de febrero de 2017

VEREDA EL CONGOLO- ´PEREIRA




VEREDA EL CONGOLO
Alfredo Cardona Tobón



El nombre de El Congolo viene de un bejuco trepador con semillas duras empleadas en artesanías y  muy  común en la zona cuando estaba cubierta de bosques

La vereda se encuentra ubicada en el sector  suroccidental del municipio de Pereira; limita al norte con los barrios El Cardal y  San Joaquín, por el sur con la vereda La Bamba, por el oriente con la vereda Cañaveral y al occidente con la vereda Santa Teresa.

La ondulada topografía del Congolo está bañada por las quebradas Los Encuentros, La María y El Carminal que la  atraviesan de oriente a occidente, infortunadamente están contaminadas por los vertimientos de las casas y las fincas cercanas.

ECONOMÍA

La agricultura es la principal actividad  de El Congolo;  prima el cultivo del café pero también son importantes  los cultivos de plátano, yuca, maíz, cítricos, hortalizas y legumbres. La ganadería vacuna es otro renglón económico, no solo por la carne sino por la leche y derivados como el queso y la mantequilla.

Los bajos  precios internacionales, así como la aparición de la roya y la broca en los cafetales, han disminuido el área cultivada ; por ello se ha presentado una migración continua  hacia la zona urbana y el Congolo se  ha convertido en otra de las veredas dormitorio, pues numerosos vecinos tienen allí su casa y  laboran en la ciudad.

HISTORIA DEL CONGOLO

Los artículos cerámicos y los elementos de oro como narigueras, pectorales, zarcillos y collares confirman la presencia Quimbaya en la  época precolombina. Las enfermedades traídas por los europeos, los desplazamientos, el trabajo forzado y la violencia de los españoles acabaron con las tribus indígenas y la selva volvió a invadir todos estos territorios.

Transcurrieron varios siglos  hasta que a mediados del siglo XIX empezaron a llegar colonos antioqueños a poblar estos lugares;  tumbaron monte, sembraron maíz, criaron cerdos y gallinas y  llenaron este territorio con cultivos de café.

Los baldíos del Congolo se transformaron en fincas grandes o pequeñas de acuerdo con la capacidad de los colonos para tumbar monte o comprar mejoras. En  la siguiente lista se nombran las personas que figuran en la tradición veredal como primeros pobladores, junto con las primeras  fincas  que establecieron  en El Congolo:

 

Pobladores                                                                      Fincas

 

Guillermo Ruiz, Germán y Bernardo Ruiz                       Santa Elena- La Gaviota

Ernesto García                                                                 La Margarita

Carmen Bernal                                                                  La Lira

María  Uribe                                                                      La Luna- ( La Peligrosa)

Mariano Hincapié                                                              La Unión

Luis López                                                                         La Piragua

Pedro Arias                                                                        La Divisa

Alcides Bedoya                                                                       La Manuela (El Recuerdo)

Antonio Álvarez                                                                  El Congolo

Gabriela Martínez                                                               La Trinidad

Ana Rosa Parra                                                                  La Zulia

Manuel Quintero                                                                 Parte del Congolo.

Las  fincas más extensas  del Congolo se fueron fraccionando por ventas o por herencias,  en la actualidad la mayoría de los predios son de poca extensión  y abundan los lotes donde solo cabe una casa.

El Congolo hizo parte de La Bamba, en el  año 1986 se separó  El Congolo de Las Bamba e inició labores la primera junta con Luis Guillermo Vallejo como presidente. Tres  años más tarde la vereda  consigue la personería jurídica y  a partir de entonces los vecinos logran  grandes avances  entre los cuales se destacan los siguientes:

- Trazado y construcción de la carretera

-Planta física de la Escuela

- Nuevo transformador de energía eléctrica

- Construcción de la caseta comunal

- Mejoramiento de vivienda

- Alumbrado público

- Servicio telefónico

- Recolección de basuras

 

LA  EDUCACIÓN EN EL CONGOLO

Por muchos años los niños tenían que viajar hasta el Instituto  Educativo de San Joaquín a recibir las clases, hasta que en  1940  el señor  Mariano Hincapié  Segura cedió una hectárea de terreno para la construcción de una escuela que se hizo realidad con el apoyo del jefe liberal Camilo Mejía Duque. Originalmente se diseñó una casa estilo antioqueño con un solo salón,  techo  de teja de barro,  chambranas de macana, piso de madera  y una letrina.

Como  no había carretera hasta el sitio de  la escuela, había que dejar los materiales en el sector de Nacederos y de allí transportarlos   en las mulas que prestaban los vecinos.

 Por escritura No. 495 de la Notaría Segunda de Pereira con  fecha 11 de marzo de 1942 don Mariano Hincapié  legalizó la donación del terreno para la escuela;  infortunadamente el benefactor no pudo ver terminada  la  obra, pues murió a causa de una afección pulmonar contraída al intentar apagar el incendio de una casa en uno de sus predios.

Al abrir otros centros educativos en las veredas cercanas  la escuela de El Congolo se cerró durante  catorce años; al reabrirse, la señorita Consuelo López se encargó de la instrucción y de la recuperación del plantel. En 1996 la institución de primeras letras  contaba con un restaurante escolar improvisado que un año más tarde se modernizó gracias a los aportes del  municipio de Pereira. En la actualidad el  Centro Docente El Congolo  corre peligro debido a la baja población  estudiantil por la cercanía de otras instituciones educativas.

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada