sábado, 22 de julio de 2017

MEMORIAS DE DON ALEJANDRO GUTIÉRREZ ARANGO- PRIMER GOBERNADOR DE CALDAS.


Don Alejandro Gutiérrez ha sido uno de las personalidades sobresalientes en la historia de Caldas. Nació en Abejorral, Antioquia  en 1840 y murió en Manizales en 1931.  Dedicó su vida al servicio de Manizales y la Provincia del Sur. Se desempeñó como  empresario,  político  y como un  hombre de acción cuyo esfuerzo  hizo posible la creación del departamento  de Caldas, el desarrollo de Manizales  y la gesta heróica del ferrocarril de Caldas que conectó la región con el resto del mundo

En este reportaje  concedido al periódico  la “Voz de Caldas”, con fecha sábado 14 de julio de  1930, vemos algunos hechos ligados a la vida de este gran colombiano.

Alfredo Cardona Tobón-


 

“Tenía 20 años cuando asistí al célebre Tratado de la Esponsión. El  general Pagola abrió unos hoyos enormes en la Avenida que llaman hoy Cervantes, por donde debían entrar las fuerzas revolucionarias  de Mosquera y las cubrió con ramas

El 28 de agosto de 1860  trató de entrar la  caballería de Mosquera y algunos cayeron en los huecos y se devolvió.

- ¿ A que causas se debe la creación de Caldas?-

De pura geografía. Nosotros no sentíamos los beneficios del gobierno establecido en Medellín a causa de la distancia.  Las rentas departamentales se invertían  íntegras en el ferrocarril de Antioquia y ni siquiera se pagaban los sueldos a los empleados del sur.

Durante la presidencia de don Carlos Holguín se trató de dividir el país  en provincias y nosotros pedimos la creación de esta.

Marcelino Arango fundó un periódico para alimentar el proyecto y el doctor Daniel Gutiérrez y yo trabajamos ante los poderes de Bogotá para conseguirlo. Sin embargo nada pudo por entonces conseguirse.

Más tarde el general Rafael Uribe Uriba lanzó la idea de que se creara con esta región  el departamento de Córdoba y aunque trabajó con mucho empeño y con mucha inteligencia no pudo lograrlo. Pero seguimos alimentando la idea con toda tenacidad y les decía a los escépticos que las leyes naturales tenían que cumplirse. 

Vino después el gobierno de Reyes y ante él persistimos en nuestro propósito Daniel y yo.  La necesidad se hizo evidente. La Administración  era ineficaz en estas regiones y la misma paz estaba amenazada por el Cauca que formaba media república.  Sepa usted como ejemplo que cuando llegaba un decreto del gobierno federal a Villamaría y en Popayán estaba derogado.

- ¿ Es posible que Reyes hubiera tenido un móvil político?-

Si.  El bienestar de la república y el progreso del país. De otra manera no se hubiera acabado con las guerras en Colombia.  Es el mejor acto de Reyes. En un Congreso  hubiera sido imposible obtener  esa conveniente subdivisión territorial.

Aprovechando  ese estado sicológico obtuvimos que el 15 de junio de 1905 se creara el departamento de Manizales pero más  tarde por gestiones hechas por Francisco Montoya Arbeláez, quien logró hacerse a una mayoría de municipios, casi nos echa tierra a nuestro triunfo. Provocamos la reacción y volvimos a levantar mayoría, trabajamos ante la comisión respectiva que había  formado en Bogotá  el general Reyes formada por  el doctor Antonio José Uribe y el general Rafael Uribe Uribe con muy buen salto, pues reafirmamos la existencia de la entidad departamental gracias a aquellos distinguidos personajes.  El nuevo nombre que propuso fue el del Ruiz, si no habría de seguirse llamando Manizales, pero el doctor Euclides Angulo, cuñado de Reyes propuso el nombre de Caldas y con ese se quedó 

Me nombró gobernador el general Reyes. Las dificultades más grandes que encontré para organizar la entidad departamental fueron la heterogeneidad de los grupos segregados,  pues  unos eran de Antioquia y otros del Cauca, y en cada uno  había la legislación del departamento respectivo.

José Jesús Restrepo fue el primer secretario de gobierno, Miguel Latorre, Administrador del Tesoro y el doctor Valerio Hoyos, Director de  Instrucción Pública.

Contaba con unos $15.000  que destinaba el gobierno nacional. El impuesto de minas no valía nada, más tarde vinieron las rentas de tabaco  de registro , cedidas a los departamentos.

Fue también por comodidad administrativa lo que el general Reyes más tarde le agregó a caldas la provincia de Manzanares, que antes era del Tolima. Pero me la entregó sin rentas, como un muchacho sin cobija. Le reclamé y no me contestó. Tuve que prestar de fondos comunes para atender a los gastos de esa nueva provincia y de allí resultó el chisme de que yo  le había prestado dinero al general Reyes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario